¡Sul Sul!

Los Sims, esos intrépidos personajillos que nos han aguantado en las buenas y en las malas, que han sufrido nuestras desdichas o se han divertido como nunca, tenemos mucho que aprender de nuestros queridos protagonistas favoritos y desde Rincón del Simmer queremos homenajearles abriendo un apartado exclusivo para esos Sims que tienen mucho que decir: ¡Bienvenidos a De SIM a SIM

Vivimos en un mundo en el que la tecnología es la base de nuestras rutinas, tenemos internet en la palma de nuestras manos y podemos comunicarnos con tan solo un clic. Los Sims no se han quedado atrás con las nuevas profesiones y les han brindado la posibilidad de alcanzar la fama como influencers. Ahora pueden indagar en Simstagram, actualizar su estado y convertirse en auténticas celebrities en su propia comunidad. La entrada de hoy se inspira en estos avances para crear al influencer Dante Casal.


Hoy, en de Sim a Sim, vamos a conocer al trending topping de la nación Sim, comentaremos sus inicios, su paso por el mundo de la fama online y los secretos de su éxito.

Con todos nosotros presentamos al mismísimo: ¡Dante Casal! conocido en las redes como Dantex.

-Bienvenido a de Sim a Sim, Dante, nos llena de entusiasmo que hayas tenido un hueco en tu apretada agenda para nuestro programa. Tenemos muchísimas preguntas que hacerte, pero, vamos a empezar por todo lo alto; ¿Cómo es ser una superestrella online?

¡Vaya! Directo al grano (risas). Primero de todo, muchas gracias por invitarme, entre tantas grabaciones, partidas de R.E.F.U.G.I.O. y memes me parecía divertido y novedoso el poder ser entrevistado, además, me hace ilusión que mis seguidores puedan conocer mi trayectoria y, quien sabe, quizá inspire a uno de ellos. La verdad es que todavía me cuesta asimilar el hecho de que me consideren una “superestrella” ¿sabes? Yo simplemente cogí el sombrero de mi tía abuela Conchita y empecé a colgar en internet lo que me apetecía, quien me iba a decir que llegaría tan lejos.

– ¡¿Y le parecía bien a tu tía abuela lo que hacías con su sombrero?!

Pues al principio no, recuerdo como levantaba la vista por encima de sus gigantes gafas y me amenazaba con ponerme extra de wasabi en mi
s comidas. Pero cuando empezó a ver la fama que cogía su sombrero, se puso más contenta que unas pascuas.

-Diciéndolo así, la verdad es que suena fácil convertirse en estrella, ¿así fue como empezó todo? Explícanos un poco más tus primeros pasos por este mundo tan estrafalario.

Después de haber pasado todo el marrón,  puede sonar fácil, pero la realidad es que ha sido una montaña rusa, cuando empiezas en este mundillo lo haces motivado, pero internet abarca mucho y hay Sims de todo tipo. Yo empecé siendo becario, aunque en realidad era más bien el chico de los cafés, poco a poco vas cogiendo confianza y tanteando este entorno: me cree una red social y actualizaba mi estado de vez en cuando, tenía pocos seguidores y había más trolls que fans. Pero no me rendía, practicaba discursos enfrente del espejo, colgaba vídeos virales y subía fotos como un cosaco.

-¡La trama se complica! Pero miremos el lado positivo, seguro que el café que haces está buenísimo. Y dime, ¿Cómo pasa uno de llenar tazas vacías a tener diez millones de suscriptores?

Pues quizá me ascendieron porque mi café era nefasto, decían que era “aguachirri amargo”, huían despavoridos cuando me veían acercarme con la cafetera.

Ahora en serio, la clave es la constancia, todos saben que ir al trabajo con buen humor y acabar las tareas es fundamental para ascender, pero también tienes que jugar a videojuegos, tener bastante carisma y ser sociable para salir catapultado a la fama. Un truco que puedo deciros es que cada vez que visitéis un festival o vayáis a una galería de arte, cojáis el móvil y lo publiquéis,

¡A los seguidores les gusta descubrir nuevos lugares!

-Antes de ser viral por internet, tenías un blog, se podría decir que a partir de ahí empezaste a contactar más con tus seguidores y a hacerte un nombre por las redes, ¿verdad?

Así es, empecé a escribir artículos por trabajo, y  acabé siendo adicto a contar mis perspectivas. Otros Sims me enviaban correos felicitándome (o no) y me gustaba mucho responderles, sentía que era un trato más personal y eso nos gustaba a todos, todavía me gusta hacerlo. Además del blog, también cogí fuerza en Simstagram, publicaba chistes, fotos e incluso promocioné unas fundas para tablets con el eslogan: “No más tortas contra el suelo”.

-Recuerdo esas fundas, ahora han mejorado mucho, han incorporado un sistema llamado “rebota cual pelota”, aunque a más de uno le ha salido volando por la ventana. El caso es que poco a poco tu fama fue en aumento, ¡incluso creabas memes!

Cierto, primero cree un vídeo de gatitos adorables, pasé a gatos que se asustaban con pepinos y gatos VS peluches ¿a quién no le gustan esos vídeos? Después acabé creando memes de todo tipo. A medida que compartían mis creaciones fui ganando renombre y decidí empezar a retransmitir en vivo mis partidas de juegos; Siempre Sims, Blicbloc, Deportes increíbles…Todo lo nuevo que salía lo probaba y lo subía. Los Sims empezaban a pararme por la calle y hacerse fotos conmigo, no me lo podía creer, sudaba de lo nervioso que me ponía.

-¡Caray! Entonces tuvo que darte un patatús cuando te llamaron para participar en el programa televisivo Simvergüenza.

¡Ni que lo digas! En ese entonces mis vídeos eran virales, la gente los compartía y recibían muchas visitas. Me invitaron a Simvergüenza tras mi transmisión benéfica para promover las tablets para infantes, una vez allí comentamos las causas e hicimos un pequeño espectáculo de bromas en directo. Mi personaje había caído en gracia y me catalogaron como jugón con clase, incluso tuve la suerte de conocer al que es ahora mi patrocinador estrella.

-Y mírate ahora, ¡superestrella de internet e ídolo en las redes! Cuanto trabajo y dedicación. Va siendo hora de concluir nuestra entrevista Dantex, muchísimas gracias por participar y contarnos tu historia, te has ganado, al menos, una suscriptora más.

Gracias a todos vosotros, ¡sin mis fans yo no sería nadie! , bueno, creo que la moneda que lancé al pozo de los deseos también me ha dado algo de suerte ¿quién sabe? ¡Hasta otra Simmers, un abrazo!

¡Sul Sul!

¡Hasta aquí la entrevista de hoy! Volveremos con más y mejor, ¡hasta la próxima!