Sabíamos de su existencia gracias a la nueva descripción de juego, pero no fue hasta hace unos días cuando la vimos en acción. La Galería es una nueva función online incluida en Los Sims 4, sucesora del clásico Intercambio que ha tenido cada generación del juego. Pero, a diferencia de éste, la Galería está integrada completamente en el juego. Eso significa que la compartición y la descarga de contenido ahora es mucho más fácil.

Captura-2014-06-10-19h06m47s241.png

Antes, para instalar un objeto del Intercambio teníamos que cerrar el juego, abrir el navegador, ir a la página oficial, buscar el elemento, descargarlo, instalarlo desde el lanzador y por fin arrancar de nuevo el juego. Ahora, no solo se han reducido los pasos para instalar contenido, sino que todo ello se hace sin salir del juego.

Los Simmers más veteranos recordaréis que en Los Sims 2 había una función similar, que permitía descargar objetos oficiales del Intercambio sin salir del juego. Pues esa “ventana a la red creativa”, no solo está de vuelta, sino que permite descargar multitud de contenido de varias categorías, creado por los propios fans.

Las imágenes que pudimos ver ayer en la presentación del E3, revelan que podremos compartir Sims, solares y habitaciones (¡Sí, esto último era algo que pedía mucha gente!). Por el momento no sabemos si incluirá la compartición de mundos. De hecho, ni siquiera sabemos si se podrán crear mundos personalizados.

Captura-2014-06-10-19h06m16s187.png

Aparte de dichas categorías, hay varios filtros que facilitan la exploración de contenido, como “Más recientes”, “Los más descargados” o “Marcados como favoritos más veces”. Y es que ahora podemos marcar como favorito aquellos elementos que nos gusten especialmente, algo que se reflejará en un contador de “Me gusta”, que resaltará el contenido favorito de la comunidad.

Captura-2014-06-10-19h06m59s116.png

Esa no es la única función social que incluye. En las páginas individuales, los usuarios pueden dejar comentarios. Además, podemos ver que ahora se diferencia entre el creador original de un elemento, y el usuario que lo modificó, permitiendo así mantener la autoría de un elemento por mucho que alguien lo “re-suba”.

¡Tachán! Princess está lista para animar el cotarro.

Captura-2014-06-10-19h07m08s207.png