Ocean Quigley, director creativo de SimCity, acaba de publicar una nueva entrada en el Blog del Desarrollador en SimCity.com. Ahí lo tenéis.

 

Fuente: iSimsES

Hola a todos. Me llamo Ocean Quigley y soy el director creativo de SimCity. En las próximas semanas os iremos mostrando GlassBox, nuestro nuevo motor de simulación. Al final de esta serie, comprenderéis como funciona este potente motor de simulación, cómo afectará a vuestra experiencia de juego y el significado de “Lo que tú ves, nosotros lo simulamos”.  ¡Allá vamos!

 

¿Por qué recuperar SimCity ahora?

 Hace 10 años, cuando hicimos SimCity 4, los ordenadores no eran lo suficientemente potentes para simular una ciudad tan fielmente como queríamos. Pudimos ofrecer a los jugadores una aproximación general de lo que estaba sucediendo en sus ciudades e hicimos todo lo posible para que las acciones del juego parecieran plausibles, pero no existía una conexión tan fuerte entre las acciones del jugador y el comportamiento de la simulación. Ahora, con GlassBox, realmente podemos representar todo lo que pasa en la ciudad. Los edificios, los Sims, los vehículos, los árboles, las carreteras… Todo está ahí, son objetos de simulación con vida. Si cometes un error o tomas una decisión equivocada, verás las consecuencias directas. La simulación es consciente de todas las acciones que realizas y la vida de la ciudad se basa en las interacciones de tus elecciones. En este vídeo se pueden ver algunos de los componentes que hemos creado. Estos son los bloques de edificios básicos de GlassBox, los cuales combinamos para crear los sistemas que componen una ciudad.

 

Recursos: ¿Para qué valen? Para absolutamente todo.

 Empecemos con los recursos. Los recursos son información. Dicho de otro modo, la información fluye por la ciudad en forma de recursos. Por ejemplo, todos los Sims que habitan la ciudad son recursos que caminan o conducen de un edificio a otro, llevando “población”, dinero, felicidad o gérmenes. Dentro de un edificio, puede haber recursos de energía, agua, carbón o educación. Hay muchísimos recursos diferentes, que sirven para controlar las acciones de la simulación. Los recursos pueden encontrarse en distintos lugares. Pueden estar en un edificio, pueden transportarse mediante los Sims o vehículos (agentes) o pueden encontrarse en mapas de distintos tipos. El entorno natural es un conjunto de recursos que la ciudad consume, añade o transforma. Cuando un edificio tiene los tipos de recursos adecuados, puede cobrar vida y empezar a aplicar las reglas de simulación. Las reglas pueden hacer muchas cosas: transformar recursos, empaquetar recursos en agentes y enviarlos a otros lugares, cambiar el estado de un edificio, interactuar con los mapas o crear o destruir cosas.

 

Las reglas controlan el mundo.

 Las reglas definen el comportamiento de los edificios. Definen lo que en realidad hace un edificio. Son la lógica de simulación que les da vida. No basta con que las reglas se apliquen de forma invisible dentro de los edificios. Los edificios deben mostrar lo que está pasando. Cuando una regla hace algo, lo representamos de forma visual o audible. Oirás los efectos de sonido o verás una animación, un efecto u otro tipo de representación visual. Por ejemplo, cuando un edificio industrial está produciendo productos, verás cómo se mueven los engranajes y cómo se crea y se procesa cada unidad. Dado que cada edificio tiene sus propias reglas y recursos, puedes combinar componentes de edificios para ampliar su actividad. Al añadir un componente, se añade un comportamiento de simulación.

 

Zonas, carreteras y tuberías… ¡Vaya!

 Las carreteras y tuberías componen el sistema de circulación por el que se mueven los agentes para transportar recursos dentro de una ciudad. Los edificios forman parte de redes y absorben o crean agentes. Las zonas también forman parte de redes y aplican reglas de simulación que determinan qué tipo de edificios debería haber en un área determinada. ¿Os acordáis de las unidades de fabricación de las que hablamos antes? Pues podéis ver los camiones que llevan estas unidades a los edificios comerciales para su venta. Los Sims que tienen dinero irán a dichos edificios comerciales e intercambiarán un recurso (dinero) por otro (productos). Estos son los principales componentes de GlassBox, el kit de herramientas que utilizan nuestros diseñadores para crear un SimCity vivo y dinámico. Volved a visitarnos pronto y no os perdáis la explicación de nuestro ingeniero jefe de jugabilidad, Dan Moskowitz, del bucle económico y cómo GlassBox controla SimCity, ¡lo último en simulación urbana!